NOTICIAS

21 Ene

¡¡Ay que calor!!

En verano tu cuerpo vive el calor de los rayos del sol, donde la piel se broncea y se expone mucho más que en otras estaciones del año, lo que estimula el deseo gracias al regalo visual que permite apreciar al otro en toda su belleza y plenitud, llevando los pensamientos a ese encuentro entre ideas ardientes. Esta fecha, que a muchos les permite tomar por lo menos algunos días de descanso y diversión, invita a nadar, cenar, pasear y porqué no… a disfrutar de un revolcón de aquellos.

Ese intenso calor de la temporada, ¿no les ha pasado que los lleva a pensar en el sudor del otro, en tocar su piel y mucho más? Y aunque el calor del ambiente a veces puede ser incómodo y parar esas ideas en seco, hay soluciones para darle con todo y olvidarlo, enfocándose solo en ese fuego interior.

Uno de los primeros consejos para darle intensidad al juego candente y no morir de calor en el intento, es sumar a la previa el uso de sus geles y aceites corporales favoritos, con aromas frescos y cítricos, invitando a querer dar una mascada o simplemente una suave lamida para incitar. Aprovechando de dar unos suaves toques, enfocándose en el espectáculo visual que el otro entrega, disfrutando la belleza de las curvas y las medias luces.

Ante tanto calor en verano, hacer el amor en la fresca y deliciosa ducha, con el agua deslizándose por la piel es una intensa sensación. Ya que además de ayudar a refrescarse del intenso calor del exterior, permite diversas posiciones en el que se pueden presionar los cuerpos hasta hacerlos uno o innovar con distintas inclinaciones y aperturas entre los dos.

Otra propuesta para disfrutar en la habitación, es buscar posiciones con menos zonas de contacto del cuerpo y más experiencia visual, que aumente la estimulación y permitan que las zonas erógenas justas sean estimuladas, como el misionero y la postura al borde de la cama, intercalando entre quien hace suyo el ritmo y dirige detalle a detalle la velocidad de la pasión.

En el agua o en la cama, las llamas se encienden por dentro para disfrutar el calor del otro. Descubre cuál es tu favorito en una de nuestras habitaciones y déjate llevar por el la intensidad del sudor.

Leave a Reply