NOTICIAS

12 Jun

Entre caricias y encuentros lujuriosos

La satisfacción de cumplir nuestros deseos sobre la frecuencia sexual que queremos, es una burbuja de buenas sensaciones. Así como una inyección de autoestima y energía. Hasta ahora, es un sueño el pensar en cumplir con todas las expectativas sexuales que tenemos, porque es complejo consensuar, es decir, compartir el mismo rango con otra persona o acordarlo.

El secreto está en encontrar el equilibrio entre los deseos de ambos, en la armonía y el respeto. Aunque sabemos que no tendremos todas las relaciones sexuales que queremos, ser conscientes de ello, evita que la frustración nos domine, otro factor que impediría alcanzar nuestros mínimos y máximos de cumplimiento de placer.

Tener la mente abierta para aprovechar las oportunidades, desde momentos de solo caricias y otros de sexo furioso, es vital para deleitarse con lo que es posible disfrutar, en un momento y en otro. Aceptar lo variable de los encuentros. La frecuencia sexual saludable es la que cada uno necesita, ya que tener sexo libera endocrinas y nos lleva a la sensación de felicidad.

La búsqueda del equilibrio entre lo que deseamos y a lo que podemos acceder, es la medida saludable que nos pide nuestra lujuria para estar felices y satisfechos. Busca el lugar que les dé la libertad para jugar con cada instancia, desde solo caricias hasta el desenfreno. Para liberarse hay que encontrar ese lugar que invita a ambos a fusionarse.

Elige una de nuestras habitaciones y escoge si quieres agregarle los juguetes de #JappyJane. Reserva tu momento de equilibrio.

Leave a Reply