NOTICIAS

20 Abr

Descubre los diferentes tipos de orgasmo femeninos y cómo provocarlos

En muchas ocasiones parece hasta extraño cuando se habla de los detalles de la sexualidad femenina, pero vale la pena saber mucho más de ello para conseguir el placer en todos los niveles. Así, podrás disfrutar de un ardiente momento junto a tu pareja, con más certezas que cuestionamientos de si lo estás haciendo bien, permitiendo a ambos concentrarse en las sensaciones y de paso aprender algo nuevo.

Descubrir algo nuevo para probar y jugar, siempre tiene más beneficios que quedarte en la zona de la costumbre. La previa al sexo es una parte importante para encender la libido de ambos y aumentar la receptividad al momento de llegar a la acción. Ponle foco a las sensaciones que se van viviendo antes de llegar a la penetración, sin pensar en si lograran el clímax, para no perderte en preocupaciones y dedicar tus pensamientos a la intensidad.

Te damos algunos datos para que comiences la aventura.

Orgasmo vaginal.

Este tipo de orgasmo lleva su nombre porque se preocupa de la estimulación vaginal, la que a muchas mujeres le encanta, pero a la vez necesitan que se le entregue especial preocupación a la estimulación del clítoris en conjunto con la vaginal. La postura perfecta para conseguirlo es el misionero, clásica pero segura. No obstante, es importante recordar que no es lo único que se debe hacer, ya que las caricias que lo acompañan permiten que las terminaciones nerviosas del cuerpo se enciendan, pero recuerda, no te quedes en sólo una zona del cuerpo, recórrelo todo.

Orgasmo del beso.

Los pezones de las mujeres están repletos de terminaciones nerviosas, siendo una zona del cuerpo hipersensible que permite provocar temblores de placer, que generarán un hormigueo en todo el cuerpo, conduciendo a un estado orgásmico total. Para conseguirlo, debes rodear lentamente los pezones de tu pareja con la punta de tu lengua, y hasta puedes agregar el suave contacto con tus dientes, como si fingieras dar un beso con mordida, tal como si fueran sus labios. Permite que ambos se relajen y acompáñalo de delicados toques de tu aliento para aportar calor al juego.

Orgasmo del punto A

Este punto está en la pared vaginal a la mitad de camino entre el punto G y el cuello vaginal, que si se aprende a trabajar bien puedes llegar a orgasmos múltiples. La mayoría de las mujeres se vuelven locas por la penetración profunda que llega a esta zona, y la mejor posición para conseguirlo es la del perrito.

Estas son sólo algunas de las opciones que puedes aprovechar para lograr el máximo placer, pero la clave es la creatividad y el descubrimiento entre ambos, prestando atención a las sensaciones y reacciones del otro. Juega y descubre lo que puedes hacer con tu pareja de placer. Vive las experiencias en una de nuestras habitaciones y repítelas todas las veces que el deseo te invada.

Leave a Reply