NOTICIAS

25 May

La Fórmula del Placer

Un leve acercamiento, caricias, contacto con el propio cuerpo, descubrir al otro, volar entre pensamientos de deseo. Deseo de sentirse deseado y amado, deseo de desear, desde la fantasía a lo erótico. No son pocas las ideas que vienen a la mente cuando se enciende la sexualidad y se busca vivirla con intensidad.
Comprender y aceptar nuestra sexualidad como parte de nuestra existencia nos lleva a conocernos y descubrir en el otro esos aspectos que nos hacen vibrar y subir la temperatura. Vivir el sexo en la intimidad, nos permite pasar del placer físico al placer emocional, que enriquece las experiencias y las hace más intensas. Que te hacen volar por los cielos y disfrutar del placer en cada fibra del cuerpo, la mente y el corazón. Cuando se logra esta conexión se pierden las formalidades, las presentaciones, los nombres, los cargos y se fusionan en un torbellino de intensidad.
Hablar de sexo es hablar de la vida misma, de las relaciones, de los afectos propios y con otros, de las dificultades y su superación. Porque cuando uno se descubre en el otro, cae en un trance de éxtasis y las amarras se liberan.
Cuando se sabe poco del disfrute de la sexualidad, del amor, de la ternura, de la gratificación física y emocional, el camino al placer se ve obstaculizado. Para alcanzar esta meta hay que descubrirse y descubrir al otro, recorriendo cada parte de su cuerpo y su mente, reconociendo los gustos, intereses, fragmentos del cuerpo y de la mente que los llevan a conectarse.
Tener curiosidad y probar cosas nuevas, repetir los favoritos, te llevan hacia el camino de la satisfacción. El placer requiere un constante entrenamiento personal, buscando el erotismo propio y del otro. Juntos y en solitario. Conocerse es el mejor camino para guiar al otro y escuchar sus deseos a la vez. El juego es conjunto, las caricias van y vuelven. Es conocer la anatomía propia y del otro, somos únicos y especiales. Es buscar las fórmulas de placer, practicarlas e innovar. Del aprendizaje salen los mejores orgasmos.
La satisfacción sexual tras el encuentro se mantiene hasta unas 48 horas después y va disminuyendo gradualmente pasa el tiempo. Practica con frecuencia. Aunque la vida va a un ritmo alocado, usa ese ritmo para tu beneficio y dale la misma intensidad y dedicación a tus encuentros sexuales. Reserva un momento especial para ti y tu pareja. Descubre lo que puedes hacer y disfrútalo en la privacidad que solo Motel Cozumel te entrega.

Leave a Reply