NOTICIAS

3 Sep

Transfórmate en Kinky

El “Sexo Kinky” viene de una expresión inglesa que refiere a lo diferente a lo acostumbrado, algo más torcido de lo tradicional. En cuestiones de placer, diferente y creativo es siempre mejor cuando se descubre en conjunto y respetando los límites del otro.

El sexo kinky es atrevido, espontaneo, caliente, explosivo, intenso y salvaje. Nunca sabes lo que te depara. Incluir en la vida sexual de la pareja un poco de creatividad, novedad, pasión y alegría se puede aceptando la transformación de cada uno en un@ amante kinky. Es cuestión de abrirse al cambio y a la confianza. La única exigencia es la imaginación y el deseo en conjunto, creando un espacio de pasión, fogosidad y placer, suprimiendo el pensamiento racional y descartando enfocarse en las responsabilidades.

Para quienes necesitan estimular su imaginación los invitamos a realizar una sesión de cine erótico y luego recrearlas en pareja, imitando las posiciones, los roles, los juegos, etc, construyendo sus propias escenas, con sus gustos y límites.

Una mujer kinky siempre lleva consigo un pañuelo de seda, unas esposas eróticas, una pluma, un consolador o un lubricante saborizado. Mientras un hombre kinky utiliza juegos de palabras candentes y amorosas, entre obscenas y halagos, estimulando el deseo carnal. Los límites se definen en pareja.

Transforma tu encuentro sexual tradicional en uno kinky. Vívelo en nuestras habitaciones preocupándote sólo de recordar tu palabra de seguridad en el juego sexual. Nada más te distraerá en un ambiente sensual.

Leave a Reply